×
×

Este sábado se inaugura la plantación de un centenar de árboles en la Antigua Marisma de Cacho

El próximo sábado 17 de marzo a partir de las 12:00 horas, coincidiendo en los próximo días con la celebración del Día Internacional de los Bosques 2018, se llevará a cabo la inauguración de la plantación de un centenar de árboles en el Parque de la Antigua Marisma de Cacho gracias a la colaboración del Club Rotario Valle de Camargo y el Ayuntamiento de Camargo.

Esta actuación, a la que se anima la participación de los vecinos, completa la labor de recuperación medioambiental llevada a cabo en estos terrenos municipales, iniciativa con la que se busca contribuir a un mundo más verde.

La implicación de la sociedad en el cuidado y protección de este bosque es importantísima, como ya ocurrió en Punta Parayas, por lo que se debe de llevar a cabo buenas prácticas por parte de vecinos como de visitantes en estos lugares.

En concreto el parque va a contar con 14 ejemplares de haya común (Fagus sylvatica), 12 de azarollo (Sorbus aucuparia), 10 ejemplares de encina (Querqus ilex), 26 de avellano (Corylus avellana), 12 de nogal (Juglans regia), 16 de abedul (Betula alba), y 10 de arce silvestre (Acer campestre).

Junto con estos ejemplares, el parque contará con cinco árboles de otras tantas especies que representarán a cada uno de los cinco continentes, que estarán dispuestos junto a cinco bancos en forma de plazoleta circular, de tal manera que constituya una representación simbólica de nuestro planeta.

En este caso en concreto, se contará con un roble (Quercus robur), un arce de Canadá (Acer rubrum), un abedul chino (Betula Utilis Doorenbos), una albizia (Albizia julibrissin Ombrella) y una falsa acacia (Robinia pseudoacacia frisia), y además se inaugurará un monolito conmemorativo que recordará la efeméride y el motivo de la acción.

El consistorio confianza en que este parque se convierta en un nuevo símbolo de la recuperación de espacios degradados para el uso y disfrute por parte de la población, ya que ese lugar fue en su día una marisma que sufrió un proceso de desecado a partir de la mitad del siglo pasado, y en los años 70 estuvo utilizándose como vertedero de basuras de los municipios de Camargo y Astillero.

A ese relleno mediante basura siguieron movimientos de tierras y rellenos parciales cuando se hicieron las obras del saneamiento de la Bahía, y no fue hasta el año 2010 cuando una intervención del Ministerio de Medio Ambiente dejó el terreno tal y como ahora se encuentra.

Previamente a la plantación que se inaugurará el sábado, el Ayuntamiento de Camargo ha completado un intensivo trabajo de limpieza y poda que ha permitido la eliminación de maleza y de plumero.